« "There is never enough time to do all the nothing you want" | Inicio | Pingüinos egoístas, murciélagos altruistas. »

Comentarios

Francisco Garcia Peñalver (USOLAB)

Muy bueno este post. Divertido.

Nosotros como sabes tenemos un blog corporativo. A veces tengo dudas sobre si estamos dando algun tipo de ventaja a la competencia. Pero hay dos cosas que me hacen olvidar este posible inconveniente:

- el blog nos ayuda enormemente a estar al día. La obligación de escribir algo interesante de actualidad cada día nos ha hecho estar mucho más informados estoy convencido.

- lo que publicamos en el blog siempre es inevitablemente sólo "un poco" de lo que somos, de lo que sabemos, de lo que podemos hacer. Al final cuenta el todo y como ese todo aporta valor a los clientes.

Bel

"posicionarse"
Piensa en tu palabra.
La competencia tiene muchas formas de analizar tu posición, desde la situación de tu local hasta el tipo de publicidad que realizas o la imagen que desprendes.
La pregunta es. ¿Si todas las acciones de comunicación para los diferentes públicos marcan tu posición, porque piensas que sólo el blog puede revelarla a la competencia? Cualquier acción revela tu posición a la competencia. No por ello se descartan la otras, ¿no?

enric

Hola Bel!

Sí, todo lo que hago o comunico dice algo de mí, pero un blog dice aún más, no crees?

Francisco lo resumía muy certera y honestamente: "lo que publicamos en el blog siempre es inevitablemente sólo "un poco" de lo que somos, de lo que sabemos, de lo que podemos hacer". Estoy totalmente de acuerdo, hay cosas que sólo son para los ojos de los clientes.

Por otro lado imaginate que Eric Schmidt, CEO de Google, abre un blog para hablar de su perro... seguro que Bill Gates (que odia a los perros) sería uno de sus lectores más fieles. Estoy convencido que hay alguien en Microsoft que se lee cada día a conciencia Google Blog y todos los blogs de empleados de Google. Y además tiene línea directa con Gates. ¿Qué os parece?

Pero bueno ni yo yo soy Eric Schmidt ni estoy en Google, así que mi caso no es tan grave... sniff!! :-)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.